LOS GATOS DE LATA

 

Los ángeles de lata defecan entre los lotos
de la alberca de Narciso. Y los niños
brincan la cuica sobre el hombro de
la luna y compran piraguas y elevan

capuchinos. Y hacen gargaras con
los orines de las estatuas. La lluvia
que cae de las chorreras es amarilla.
La lluvia de la muerte es como la de los gatos

acurrucados en los sueños. Y cuando vi a Dios,
metálico, vibrando, eléctrico, no
pude contener la risallanto,

ni pude contener el llantorisa. Los
ángeles defecan platónicamente solos.
Los gatos contemplan a Taut.

2 de agosto del 2012
Puerto Rico